Qué decir cuando nos dicen: “¡No tengo tiempo!”

Viventia (gracias a la participación de Javier Rueda, socio consultor de la empresa) colabora, mediante un consultorio, en la revista MK Márketing + Ventas. Esta participación se lleva a cabo dentro de la sección Dr. Viventia, fija dentro de la publicación. Con la intención de haceros llegar, también a vosotros, todo este conocimiento publicaremos estos artículos sobre márketing, RRHH y ventas en el espacio Viventiapedia de nuestro blog. El artículo que sigue es el primero de la sección Dr. Viventia  en la revista.

 

En el mundo del marketing y las ventas a menudo nos encontramos con problemas “fundamentales” que requieren de soluciones magistrales. La consulta del Dr. Viventia es la formulación más rápida y eficaz de solventar ese tipo de problemas. Les presentamos una sección fija dentro de la revista MK Marketing+Ventas para abordar y ofrecer soluciones a aquellas situaciones con las que tenemos que enfrentarnos en el día a día: relaciones difíciles con los clientes; técnicas de preguntas, de tratamiento de objeciones, de cierre; resolución de conflictos; relaciones entre los departamentos de marketing y ventas; ideas para optimizar la gestión de rutas, la planificación, los sistemas de información. …Desde Viventia, consultoría de autor especializada en la optimización de la gestión comercial, queremos proponerles cada mes una aportación muy práctica para afrontar este tipo de situaciones. Esperamos su colaboración para “customizar” al máximo nuestras soluciones. Pueden expresar sus preguntas y dudas en www.marketingmasventas.es y recibirá una respuesta personalizada en la siguiente entrega.

 

Qué decir cuando nos dicen: “¡No tengo tiempo!”

 

La falta de tiempo para llevar a cabo todo lo que tenemos encima de la mesa es algo común en la mayoría de las empresas, y eso desgraciadamente es usado por nuestros clientes como una objeción en muchos casos real, pero en otros es simplemente una excusa. A continuación le decimos qué decir cuando nos dicen: “¡No tengo tiempo para atenderle!”.

 

Ejemplo 1

-Conozco esa sensación, yo también estoy hasta arriba. Me gustaría que pudiera darme cita para reunirnos, pero no quiero molestarle si realmente no le puedo ayudar. Contésteme simplemente a una pregunta:  Si pudiera enseñarle un producto/servicio probado que (mejorara sus ventas / le ayudara a fidelizar a sus clientes/redujera sus costes),  ¿le valdría la pena que nos sentáramos cinco minutos?

- No.

- Perfecto, ¿sabría a quién le podría interesar este producto/servicio?

 

Ejemplo 2

- Supongo que recibe muchas llamadas como la mía, pero le puedo explicar el beneficio que puede obtener en tres minutos y, si le interesa, podemos vernos y dedicar más tiempo; si no, no pasa nada;  seguro que habrá más oportunidades para colaborar.

 

Ejemplo 3

- Yo también tengo poco tiempo, así que permítame una única pregunta: ¿es una prioridad para ustedes este producto/servicio durante este trimestre?

 

Ejemplo 4

- Me alegro de que tenga tanto trabajo, eso es buena señal. Además así no perderemos tiempo en algo si realmente no le interesa. ¿Le valdría la pena invertir solo cinco minutos en algo que mejorara su rentabilidad notablemente?

 

Ejemplo 5

- Le entiendo y no quiero interrumpirle. ¿Le va bien si le llamo en media hora cuando haya acabado la reunión, o prefiere que le llame mañana a una hora determinada?

 

Categorías

Fatal error: Uncaught Exception: 12: REST API is deprecated for versions v2.1 and higher (12) thrown in /usr/home/viventia.es/web/wp-content/plugins/seo-facebook-comments/facebook/base_facebook.php on line 1273