Nuestra Oferta

Las necesidades del cliente nunca tienen una solución única ni existen patrones exclusivos para resolver problemas. Existen infinidades de respuestas para infinidades de planteamientos. “La metáfora de la compra de ropa” es una buena forma mostrarlo gráficamente. La diversidad de necesidades en el mundo empresarial puede asemejarse a la actitud del cliente ante una tienda de ropa.
Cuando acudimos a comprar, nunca hay dos momentos iguales. Puede ser que sólo necesites “un pantalón más”, un pantalón cualquiera. Por el contrario, otro día podemos necesitar un pantalón especial, que responda a un look determinado. Finalmente, puede ser que el cliente necesite un cambio radical de look, que no sepa si necesita comprarse unos pantalones, cortarse el pelo o ponerse lentillas de colores.

 

¿Cómo elegirías la solución más adecuada?